martes, 4 de enero de 2011

Me propongo:

Aaaaa pero por supuesto que yo también tengo planes, propósitos para el año nuevo, uno de ellos es venir a trepar algo al blog por lo menos una vez a la semana, me parece que una vez por semana está decente, no?

Otro: ahorrar dinero. Chale como me ha dado lata el dinero estos últimos meses, no quiero que me pase más, quiero ahorrar de verdad, quiero aprender a hacer eso que pareciera que solo pocos tienen el poder de hacer. Mi técnica para ahorrar dinero en la antigüedad consistía en una caja de cartón cariñosamente armada y sellada para ser una alcancía de la que no se pudiera sacar nada, a menos de que uno la rompiera. Pero nooo, quiero hacer algo un poco más adulto (ahii si nooo), algo así como una cuenta de banco jajaja, no, se me hace que terminare pasándole a mi madre una lana mensual para que me la guarde y no corra peligro de ser gastada en mis manos.

Otro propósito? Yaaa por favor, mejorar mi puntualidad. De eso si ya estuvo bueno. Suficientes problemas me ha causado mi impuntualidad en el año pasado, y en el ante pasado y en el ante ante pasado, toda mi vida pues. Ya es justo. Este es uno de mis propósitos más cabrones de cumplir, lo se, pero si quiero, neta que si.

Otroo Otroo!! Quiero viajar. Para eso es el ahorro. Quiero ir a Europa, no creo que sea una idea tan descabellada, incluso tengo a donde llegar, solo me hace falta el dinero.

Uno más: leer más y ver más películas. Siii! Ese me gusta, y no me cuesta trabajo.
Hacer ejercicio?? No se, la neta no me siento motivada, todo lo contrario, pero…. en una de esas.

El último, que no es tanto propósito, sino obligación placentera: terminar la carrera. Y si, a mí también me da miedo, pero de repente el estudio no se termina aquí, al menos no para mí. Ya veremos dijo el ciego.