lunes, 14 de febrero de 2011

Versión decadente de una caminata por la Alameda en san valentín

Caminaba yo muy plácidamente de la mano de Jano, (mi novio para los no entendidos) por la alameda central después de haber comido una deliciosa dona, él de chocolate, yo de azúcar; cuando de repente y de la nada, sopas!! Que se nos planta en frente un wey muy parecido al que aparece en este retrato hablado, con las características que brindé a las autoridades correspondientes (yo misma y paint), y caminando frente a nosotros con los brazos echados hacia atrás, como si quisiera emprender el vuelo con las alas que le regaló el activo, levantó la voz y lanzó la frase que ahora (tal vez tristemente) se ha convertido en un chiste local para Jano y para mí: “Chinguen a su madre todas las parejas”.


Por la cara de odio con la que el sujeto lanzo al aire esta frase, cualquiera diría que esta más resentido con la vida y el amor que Paquita la del barrio.

Cuál será la historia de este muchacho chemo, mono, marihuano y borracho hasta el copete? Quien sabe...quizá ya estaba hasta la madre de ver a tantas parejas pasar con un globo enorme en sus manos, pero no, Jano y yo no llevábamos globos ni mucho menos, quiza lo molestamos por ir tomados de la mano, o quiza solo por ir en pareja. Chale es que uno sale a pasear con la intención de no molestar a nadie, pero es que hay algunas personas que si piden mucho y se enojan de todo. Que locura es esta ciudad y la gente que habita (mos) en ella.

Reportó para ustedes, mis queridos 5 lectores anónimos: Jane

1 comentario:

jAn0 dijo...

shit! si sacó de onda ese loco. pero está chido que lo tomes por el lado humobístico, por que el malviaje duró solo unos segundos, para acto seguido hecharnos a reir.

p.d. que buen dibujo!